icon
Comience a escribir para ver los productos...
  • Menu

Tu carrito de compras

Cerrar
Debido a la Alta Demanda por la Temporada de Descuentos, los Envíos se Pueden Retrasar
Menú
close
Comience a escribir para ver los productos...

Ideas para compartir

Ideas para compartir

El uniforme de la trabajadora doméstica en la actualidad

Las trabajadoras domésticas son una parte esencial de la sociedad. Su trabajo es fundamental para el correcto funcionamiento de muchos hogares. Pero, a pesar de esto, el trato injusto y el poco reconocimiento a sus derechos sigue siendo un tema latente. Y, uno de estos aspectos es su uniforme.

El uniforme de la trabajadora doméstica es un tema que ha sido objeto de debate durante mucho tiempo. A menudo, se ha visto como una señal de estatus o poder, y se ha utilizado para diferenciar a las trabajadoras domésticas de sus empleadores. Sin embargo, en los últimos años, ha habido un cambio en la forma en que se ve el uniforme de la trabajadora doméstica y se ha comenzado a cuestionar su uso y diseño.

Lee también: Por qué comprar uniformes es la mejor opción

En la actualidad, el uniforme de la trabajadora doméstica ha evolucionado considerablemente. A diferencia de los uniformes antiguos que eran incómodos y poco prácticos, los uniformes modernos están diseñados para ser cómodos y funcionales. En muchos casos, se han eliminado los tocados y las faldas largas en favor de pantalones.

De hecho, en algunos países, se ha comenzado a cuestionar el uso del uniforme de la trabajadora doméstica y se ha optado por permitir que las trabajadoras usen su propia ropa. Esta es una solución que podría ser adoptada en otros lugares y que permitiría a las trabajadoras sentirse más cómodas y libres en su trabajo.

Los desafíos del uniforme de la empleada domestica

Sin embargo, a pesar de estos avances, todavía hay mucho por hacer para mejorar las condiciones de trabajo de las trabajadoras domésticas. Pues, a menudo, se les pide que usen uniformes que no son cómodos ni funcionales, y que pueden incluso poner en riesgo su seguridad. Además, muchas veces tienen que comprar su propio uniforme y no reciben ningún tipo de compensación por ello.

Otro desafío con el uniforme de la trabajadora doméstica es que a menudo se les obliga a usarlos incluso cuando están fuera de sus horas de trabajo. Lo que puede hacer que se sientan incómodas e incluso fuera de lugar en situaciones sociales. Además, el hecho de que se les exija usar un uniforme en su tiempo libre puede ser visto como una forma de controlar su vida personal.

Por otro lado, no hay que perder de vista que el uniforme de la trabajadora doméstica puede variar según la cultura y el país. En algunos lugares, es común que las trabajadoras domésticas usen uniformes que constan de una blusa y una falda. En otros lugares, se pueden usar pantalones y filipinas.

Empleada doméstica acomodando toallas sobre una cama

Los desafíos en México

En el caso de México, el uniforme de la trabajadora doméstica ha cambiado radicalmente con el paso del tiempo. En la mayoría de los casos, el uniforme consiste en filipinas con cierre  y un pantalón. Pero, a pesar de que el uniforme es muy común en México, también ha sido objeto de críticas y debates.

No obstante, hay quienes defienden el uniforme de la trabajadora doméstica como una forma de mantener una imagen profesional, como en cualquier otro prestador de servicio. Sin embargo, en el caso contrario, hay quienes explican que sigue siendo una herramienta para  jerarquizar.

Adicional, es bastante común encontrar uniformes para trabajadoras domésticas poco funcionales. Pues,en la mayoría de los casos, los uniformes están hechos de materiales de baja calidad y poco duraderos, lo que significa que se desgastan rápidamente y deben ser reemplazados con frecuencia. Además, muchos uniformes no están diseñados para adaptarse a las distintas tareas que suelen realizar.

Lee también: El uniforme de servicio de limpieza: beneficios para los empleados y para tu negocio

Hoy en día, el uniforme de la trabajadora doméstica ha evolucionado para ser más cómodo y funcional, con una gran variedad en cuanto a su diseño y uso.

Y, aunque en algunos lugares se ha optado por permitir que las trabajadoras usen su propia ropa, en otros lugares el uniforme sigue siendo una parte fundamental del trabajo de la trabajadora doméstica. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el uniforme debe ser diseñado pensando en la comodidad y la seguridad de la trabajadora, y no como una forma de control o discriminación. 

Por ello, el uniforme de la trabajadora doméstica debe ser visto como una herramienta para garantizar un trabajo justo y digno, y no como una forma de marginar o discriminar. 

El uniforme de la trabajadora doméstica es un tema que debe ser abordado de manera crítica. Aunque ha habido avances en su diseño y funcionalidad, todavía hay mucho por hacer. 

Fuentes consultadas:

Crous, M. (2018, abril 20). Blinded by whiteness: The domestic worker uniform and why it’s still a symbol of oppression. Life. https://www.news24.com/life/archive/blinded-by-whiteness-the-domestic-worker-uniform-and-why-its-still-a-symbol-of-oppression-20180420

Tijerina, A. (2021, abril 21). El uniforme que invisibiliza a las empleadas del hogar: Revista Tres Puntos. https://www.revistatrespuntos.com/post/el-uniforme-que-invisibiliza-a-las-empleadas-del-hogar

 

Escribe un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

#title#

#price#
×