Comience a escribir para ver los productos...
  • Menu

Tu carrito de compras

Cerrar
Menú
close
Comience a escribir para ver los productos...

Ideas para compartir

Ideas para compartir

Un día en la vida de un chef

Si piensas que la vida de un chef consiste en cocinar todo el día, es posible que te sorprenda al saber cómo es en realidad un día típico en la vida de un chef. Aunque una persona que tiene el título de cocinero probablemente pasa la mayor parte del día simplemente cocinando, la vida de un chef implica mucho más que la práctica del arte culinario. Dependiendo de dónde trabaje, un chef profesional y con experiencia puede fácilmente convertirse en gerente o supervisor de cocina, empresario, especialista en relaciones públicas y coordinador de eventos especiales.

En pocas palabras, un día “normal” en la vida de un chef implica más cosas que simplemente cocinar. Muchos chefs juegan un papel integral en el inventario, la preparación y la gestión de los restaurantes de alta gama. Continua leyendo para saber cómo es un día en la vida de un chef profesional:

Comienza el día: #ChefLifeStyle #AmoSerChef

Los horarios de inicio de actividades para un chef varían según el establecimiento. Después de llegar al restaurante, por lo general a las 7 u 8 am, la primera tarea de un chef es comenzar inmediatamente a hacer un inventario de todos los alimentos y bebidas. El abasto de frutas, verduras, carnes y especias suele llegar temprano por la mañana y es responsabilidad del chef asegurarse que todas las frutas y verduras estén frescas y que los demás alimentos sean los que se encargó.

El chef debe verificar el resto del inventario para asegurarse de que todos los alimentos, bebidas y condimentos se estén utilizando antes de la fecha de vencimiento. Los productos nuevos que vayan llegando por la mañana al restaurante deben contarse, comprobarse en cuanto a calidad, así como etiquetarse y almacenarse adecuadamente.

Chef sirviendo platillo, un día en la vida de un chef: Unser

Mise en place: todo en su lugar

El término francés mise en place hace referencia a la preparación y disposición de todos los ingredientes y utensilios necesarios para elaborar una receta de cocina. La mayor parte de la mañana estará generalmente ocupada por la mise en place que en español significa "todo en su lugar". Esto quiere decir que se comienza con la extensa preparación de los ingredientes antes del servicio. La mise en place puede incluir limpiar y cortar verduras, hacer salsas y dejar listas las porciones de los cortes de carne. Un aprendiz de chef por lo general será el responsable de gran parte del mise en place, con la supervisión del segundo chef.

El resto del personal de cocina suele empezar a llegar poco después del chef. Una vez completada la mise en place, muchos miembros del personal de cocina pueden tomarse un tiempo para almorzar juntos. Es en este momento cuando el chef tiene la oportunidad de probar nuevos elementos del menú y conversar con su equipo.

Sesión informativa previo a comenzar

Ahora es necesario hablar de la junta o reunión informativa entre el chef, el maître y el resto del personal de cocina. El maître (maestro de sala) es un camarero especializado en restaurantes u hoteles, generalmente de alta posición, responsable de planificar, organizar, desarrollar, controlar y gestionar las actividades que se realizan en la prestación del servicio. Como resultado, es el maître quien junto con el chef llevará a cabo una sesión informativa para garantizar que el personal de camareros y de cocina estén al tanto de todo. Por ejemplo, se discutirá sobre las especialidades del día y las consultas particulares de los clientes. Es especialmente relevante que el maestro de sala puede identificar reservas importantes y necesidades dietéticas que deben tenerse en cuenta.Chef cocinando, un día en la vida de un chef: Unser

Para aquellos que aman cocinar y comer, trabajar en un restaurante puede parecer una carrera glamorosa. No obstante, aunque hay muchas cosas maravillosas sobre la industria culinaria, ser chef profesional encargado de una cocina puede llegar a ser una labor muy demandante.

Medio día: hora de encender el fuego y empezar

Después de dejar todo listo en su lugar, por lo general a medio día, el chef comienza a trabajar en los platos que tardan más en cocinarse o que se puedan preparar con anticipación. Por ejemplo, sopas frías o calientes y postres.

A partir de este momento es cuando la atención completa del chef debe dedicarse a cómo se desempeña su personal en la cocina. Puede ser necesario que el chef brinde consejos o instrucciones a los miembros del personal. Es igualmente común que el chef colabore y ayude en cualquier área de la cocina que se esté quedando atrás.

Primeras horas de la tarde: momento del almuerzo

Una vez que han pasado el primer par de horas de la tarde, el chef y su personal tienen tiempo para tomar un descanso para almorzar. El personal de cocina con frecuencia se queda en el restaurante y comen juntos, a menudo probando posibles nuevas adiciones al menú. Esta es también la hora del día en que los distribuidores de bebidas suelen hacer sus entregas. Es responsabilidad del chef asegurarse de que la entrega incluya exactamente los artículos que se ordenaron, en las cantidades adecuadas.

Al final de la tarde: listos para preparar la cena

Después del almuerzo, el personal de la cocina se organizará y empezará con la limpieza de su área en la cocina. Posteriormente, el chef dará indicaciones para iniciar con la preparación de la cena. El servicio de cena suele ser el momento del día más ocupado, por lo que es muy necesario asegurarse de que todo esté listo antes de comenzar.

Los chefs culinarios principales pasarán los minutos previos al inicio de la hora de la cena delegando elementos clave del menú y supervisando la segunda mise en place del día. Durante el transcurso del servicio de cena, los chefs encontrarán que sus roles varían significativamente a medida que coordinan al personal de cocina, supervisan la calidad y las velocidades de producción y ayudan a cocinar.

Chef sirviendo platillos, un día en la vida de un chef: Unser

Durante la noche: la hora más ocupada del día

Los comensales que acuden a cenar a un restaurante llegan temprano y antes de ordenar se toman una bebida y piden una entrada para compartir. En la cocina, para los chefs y su equipo esta es la hora más ocupada del día.

Por lo general, el horario laboral más complicado en la vida de un chef comienza alrededor de las seis de la tarde y dura hasta aproximadamente las 10 de la noche.

La fiebre de la cena implica una gran actividad en la cocina, todo lo cual debe ser supervisado y coordinado por el chef responsable. Los deberes de un chef durante esta hora del día pueden compararse con los de un director que dirige una orquesta.

Con el servicio de cena en pleno funcionamiento y en su hora pico, es muy importante mantenerse concentrado y alerta. Tanto el chef como su equipo de cocina deben mantener la calma incluso cuando hay un momento estresante o contratiempo con algún platillo.

A pesar de la presión, los chefs y amantes de las cocina apasionados trabajan en equipo entre sonidos de sartenes, cuchillos y tenedores y el zumbido de las pequeñas charlas de los compañeros. Tal vez un poco de la música favorita del chef de fondo a un volumen bajo. Durante las noches, la magia de un restaurante lleno incluye el ruido de los comensales y los trabajadores y la pura intensidad de todo. Ya no es solo una habitación llena de gente, se convierte en una celebración y un gran momento para degustar y compartir.

Artículo relacionado: Historia e importancia del uniforme para chef

Utensilios de cocina y chef preparando la cena, un día en al vida de un chef: Unser

Momento del cierre: el bajón de la adrenalina culinaria

Ser chef profesional de un restaurante de alta o mediana gama puede ser agotador, pero también muy gratificante. No hay muchos trabajos en los que se pueda ver los resultados de manera inmediata y diaria. No es solo una carrera, ser chef es una pasión y un privilegio y la pesada rutina vale la pena para aquellos que aman la cocina.

El servicio puede finalizar hasta las 11 pm en la mayoría de los restaurantes. En este punto, el personal trabajará en la limpieza profunda de la cocina. Mientras tanto, el chef por lo general se toma el tiempo para planificar y revisar el menú para el día siguiente. Es posible que se hagan algunos preparativos para el día siguiente, como dejar la masa preparada o marinar la carne que se requiera marinar. También suele ser el momento de realizar pedidos de bebidas, ingredientes y productos que se hayan terminado ese día.

Para las 11 de la noche un chef habrá pasado alrededor de 15 horas de pie. No obstante, ni el chef ni el demás personal de cocina pueden irse sin antes recoger y limpiar todo, y no sin antes se haya calculado los pedidos o anotado los pendientes para el día siguiente.

Escribe un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

#title#

#price#
×